Intento verde

Intentando hacer las cosas mejor

Vestirse por los pies

La expresión vestirse por los pies a mi me suena a “macho”. Sólo un hombre de verdad se viste por los pies, ¿a que sí? Pero cuando pensé en cómo dar los primeros pasos en mi intento verde, pensé en cómo vestir mis pies. Por tanto, usaré esta expresión un tanto machista como preludio a mi búsqueda de zapatos ecológicos y sostenibles. Pero por favor, que no sean verdes.

Hace unos 7 años tuve una época en la que me interesé por comprar ropa respetuosa con la mano de obra que la había confeccionado. Toda la ropa que tenía llevaba etiquetas de “Made in…” países lejanos y pobres. Me  imagino a alguien sentado frente a una máquina de coser industrial en algún polígono de mala muerte en Bangladesh, India o Turquía (para no irme tan lejos), cosiendo por una miseria la camiseta que yo luego me compro por 4,99€. Buen precio para mi, pero un ahorro en la cadena de producción nefasto para el trabajador y con no sé que consecuencias para la naturaleza. Entonces encontré mucha información sobre la sostenibilidad de los materiales utilizados en la industria de la moda y de los orígenes de los textiles, los tintes, los cueros y los plásticos con los que se hacen vestimentas. Pero no había prácticamente ninguna posibilidad de comprar prendas y mucho menos zapatos respetuosos ni con el medio ambiente ni con el trabajador. Eran o demasiado caras para mi bolsillo o no se vendían en España más que en tiendas específicas en Madrid o Barcelona. Prácticamente no habían marcas con tiendas online que trabajasen en Europa, había que importar los productos de EE.UU, Reino Unido o Australia.

Ahora los tiempos han cambiado. Si tecleas “zapatos ecológicos” en google, salen marcas y tiendas on-line por doquier que ofrecen productos con etiqueta ecológica, sostenible, biodegradable, solidaria, de comercio justo y hasta vegana, es decir, que no hacen daño ni a las moscas. Se ve que el interés del consumidor por comprar productos que no dejen mala conciencia ha hecho proliferar marcas alternativas. He aquí tres zapaterías online en las que supuestamente podemos calzarnos con la conciencia tranquila.

Veja, zapatillas, bolsos y accesorios ecológicos. Esta marca francesa hace zapatillas de materiales ecológicos y de comercio justo procedentes de Brazil. El cuero supuestamente es ecológico porque está curtido de forma que contamine lo menos posible, especificando su origen en Rio Grande do Sul, Brazil. El algodón es orgánico, de plantaciones en las que no se emplean ni abono ni pesticidas químicos, situadas en Paraná, Brazil. El caucho de las suelas es caucho natural “salvaje”, proveniente de la savia de árboles incluidos en proyectos de preservación de la selva tropical del Amazonas. Todos los materiales son extraídos por productores locales y comprados a precios justos. Hacen zapatos para hombres, mujeres y niños, además de accesorios y bolsos de muy buen ver.

Mi cuñada, tras una visita a Barcelona hace unos 5 años, me trajo de regalo unas de estas zapatillas, que todavía conservo y uso con frecuencia. Las había avistado en una revista femenina pero por aquel entonces no había forma de conseguir un par de esos sneakers tan preciosos por fuera y “por dentro”. Sólo se vendían en un par de tiendas en Madrid y Barcelona, nada en Internet. Pues ella me las trajo y yo con mucho cariño guardo hasta la caja. Solo los he visto en la calle una vez aquí en Málaga, en los pies de un señor bastante mayor. Coincidimos en un ascensor y cuando se las ví (un modelo retro, blanco y azul) le pregunte amablemente si sus zapatillas eran de Veja. “¡No son de viejos, las he comprado en Zaragoza!” me contesto ofendido. Se bajo sin oír mi declaración de admiración hacia su calzado.

Beyond Skin. Una empresa londinense que empezo a hacer zapatos “estilosos y éticos” en 2001. Hoy en día ofrece en su tienda online una variedad preciosa de zapatos de mujer hechos de materiales respetuosos con prácticamente todo. Su lema:  “No temas! Ningún ser humano, animal o niño pequeño ha resultado dañado en la producción de nuestros zapatos”. Curiosamente, la fabricación de sus zapatos se realiza ni más ni menos que en España, jajaja, por lo que si me pido un par, vendrían de viaje de vuelta a la península Ibérica.Beyond Skin describe con honestidad el tipo de materiales que ha elegido para la fabricación de sus zapatos: no son materiales  inofensivos para el medio ambiente, pero si son las opciones menos dañinas. Utilizan un tipo de piel sintética italiana hecha de polyuretano que, según su página web, reúne las mismas propiedades de la piel de PVC pero con un impacto menor en el medio ambiente. Obviamente sigue siendo un material dañino para la naturaleza, pero la marca sostiene que es un material cuya fabricación es menos prejudicial que otros tipos de piel sintética y que la producción de piel animal, en la que por lo visto se malgasta y se contamina muchísima agua. La gamusa de sus zapatos tampoco es de origen animal, sino que está hecha 100% de botellas de plásticos recicladas. Además utilizan raso de polyester en vez de viscosa ya que el primero ha resultado ser menos contaminante. Los zapatos son realmente bonitos y la página web está muy chula. Desafortunadamante para mi, solo hacen zapatos hasta la talla 41.

OAT shoes. Zapatillas biodegradables que florecen si las plantas en el jardin cuando las dejes de usar. Es un producto realmente curioso, ya que en la lengua de cada zapatilla  hay una bolsita con semillas que florecerán cuando el calzado deje de servirte a ti y le dejes volver a ser parte de la naturaleza. Solo tienes que plantarlas en la tierra o, como dicen sus creadores, hacerles un funeral a tus zapatillas. Estoy intentado averiguar de qué están hechos, pero por ahora no logro acceder a toda la información que ofrece esta web/blog de origen holandés. ¿Florecerán si a uno le sudan los pies?

Cabe destacar que grandes marcas como Birkenstock o Timberland también hacen zapatos ecológicos. Además, hay algunas marcas españolas como El Naturalista o Piccolinos que destacan por ser sostenibles o al menos solidarias. Por norma general, los zapatos ecológicos suelen costar bastante más que los “normales”. Pero quizá no nos resulten tan caros si somos conscientes de lo que estamos pagando:  biodegradables en vez de contaminantes, equitativos en vez de explotadores, naturales en vez de tóxicos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en septiembre 1, 2012 por en Imagen Personal y etiquetada con .
Pretty Prints & Paper

Using the bullet journal and calligraphy to cultivate an intentional life

All Lovely Party

Decoración de fiestas

Intento verde

Intentando hacer las cosas mejor

EL RETO DEL AMA DE CASA

SER PROFESIONAL TAMBIÉN EN EL HOGAR

Landfill Harmonic

Landfill Harmonic is an upcoming feature-length documentary about a remarkable musical orchestra in Paraguay, where the musicians play instruments made from trash.

JUJUBE®

Ecological Apparel Design

Kurioso

kuriosidades del MundoReal™

The Upcycled Home

Making Good Space, one room at a time.

¿y por qué no?

Intentando hacer las cosas mejor

Intentando hacer las cosas mejor

A %d blogueros les gusta esto: