Intento verde

Intentando hacer las cosas mejor

The road to hell is full with good intentions

Llevo una semana mirando a mi alrededor con intención verde. Observo a las personas, a las cosas materiales y a la naturaleza.  Estoy viendo algo que de verdad no veía antes: vivir y actuar de forma ecológica es difícil, caro y socialmente incomprendido. Me siento un poco Quijote, viendo gigantes donde antes sólo había molinos. Mis seres queridos han mostrado interés por mi intento verde, pero creo que es más el apoyo incondicional que me profesan que curiosidad genuina. Creo que mi intención pronto dejará de parecerles algo curioso para convertirse en algo pedante y cansino.

Fui a la droguería en busca de los ingredientes para mi limpiabaños casero-ecofriendly, y me encontré con una fila larguísima y altísima de estanterías con detergentes. Nunca me había dado cuenta de que hay TANTOS. Pregunté por lo que buscaba y la dependienta me preguntó porqué quería hacer uno casero si estaban ahí, ya listos para comprar y usar. Se lo explique y se rió amablemente.

Fui al supermercado, buscando productos para la merienda de mis sobrinos, que el lunes vuelven al colegio tras las vacaciones de verano. Pensé que sería un detallito divertido para volver con más ganas. Pero todas las galletas, los zumos y las barritas de cereales infantiles están envueltos en plástico y aluminio, llenos de ingredientes que no sé lo que son, y tienen más azúcar que el azucarero de mi casa. Nada ecológico, nada sano, nada natural. Descartado.

Fui al centro comercial a comprar una jarra Brita, para filtrar el agua del grifo y dejar de comprar agua embotellada (recomiendo leer sobre este producto en Blosg de Raulito). Me dejé una pasta en la jarra y en los filtros. Y leyendo las instrucciones, veo que el reciclaje de los filtros es algo complicado (se devuelven gratuitamente a Brita mediante mensajería MRW) y me entra la duda de si estoy haciendo un bien o un mal. Y dudar es un coñazo.

En una de sus canciones la gran diva Madonna canta: “the road to hell is full with good intentions” (el camino que lleva al infierno está lleno de buenas intenciones).  Ay, como me pesa esa frase. Creo que mi intento verde puede volverse en mi contra si no persevero, como una especie de necio autoengaño. Dejarlo en un intento está claro que es insuficiente. Tendré que tirarme a la piscina y empaparme hasta las cejas. Prepararme para mas risas, más envoltorios y más dudas. Dios, llévame pronto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en septiembre 8, 2012 por en Pensamientos verdes y etiquetada con , , , .
Pretty Prints & Paper

Using the bullet journal and calligraphy to cultivate an intentional life

All Lovely Party

Decoración de fiestas

Intento verde

Intentando hacer las cosas mejor

EL RETO DEL AMA DE CASA

SER PROFESIONAL TAMBIÉN EN EL HOGAR

Landfill Harmonic

Landfill Harmonic is an upcoming feature-length documentary about a remarkable musical orchestra in Paraguay, where the musicians play instruments made from trash.

JUJUBE®

Ecological Apparel Design

Kurioso

kuriosidades del MundoReal™

The Upcycled Home

Making Good Space, one room at a time.

¿y por qué no?

Intentando hacer las cosas mejor

Intentando hacer las cosas mejor

A %d blogueros les gusta esto: